Tratado Ilusión Óptica | Aguas vivientes

Tratado Ilusión Óptica

Vendor
Aguas vivientes
Regular price
$20.000,00
Sale price
$20.000,00
Regular price
Sold out
Unit price
per 
Shipping calculated at checkout.

Este rompehielos es fascinante. Como lo dice su titulo es una ilusión óptica. Son dos tarjetas del mismo tamaño, pero al mostrarlas en línea recta una de las dos pareciera ser más grande que la otra.  Es fácil de repartir y les gusta a casi todos, grandes, chicos y jóvenes.  Las personas quedan asombradas cuando descubren que son iguales. Debes mostrarlas con el color hacia la persona y el texto hacia ti.

La manera de usarlas es así: Te le acercas a la persona y le dices:

- Hola, ¿me pudieras decir cual de las dos es más grande, la roja o la verde?

-- Humm...…creo que es la verde???

(Rápidamente cámbialas de lugar y pregúntale: - ¿Y ahora?)

-- Wow, ahora es la roja, ¿como lo hiciste?

Después las unes y le muestras a la persona que ambas son iguales.  Dile que esto es una ilusión óptica y que a menudo los ojos son engañados por algo que parecía ser de una manera pero que en realidad era de otra.)

El resto de la conversación debe ser más o menos un dialogo parecido al texto que tienen las tarjetas por detrás.  (Ver el texto de las tarjetas y tratar se seguirlo)

TARJETA UNO:

Levanta ambas tarjetas con la curva hacia el lado derecho. ¿Cuál es más grande, la roja o la verde? ¡Ambas son idénticas! Nuestros ojos a menudo son engañados por ilusiones ópticas. Hablando de ojos ¿venderías uno de tus ojos por $1 millón de dólares? ¿Qué tal ambos por $20 millones? Nadie en su sano juicio lo haría. Tus ojos no tienen precio, aunque solamente son las ventanas de tu alma. Jesús dijo precisamente que tus ojos no valen nada comparados al valor de tu alma: "Y si tu ojo te es ocasión de pecar, sácatelo; te es mejor entrar al reino de Dios con un solo ojo, que teniendo dos ojos ser echado al Infierno" (Marcos 9:47). Jesús preguntó, "¿Qué provecho obtendrá un hombre si gana el mundo entero, pero pierde su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?” (Mateo 16:26). No hay nada más importante que tu salvación. ¿Tú crees que irás al Cielo cuando mueras?

TARJETA DOS:

Examínate a ti mismo yendo a través de los Diez Mandamientos: ¿Cuántas mentiras has dicho en tu vida? ¿Alguna vez has robado algo? (no importa el valor). ¿Has cometido adulterio? (Jesús dijo, "Cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón" – Mateo. 5:28). ¿Has asesinado a alguien? (Dios considera que odiar es lo mismo que matar – 1ª Juan 3:15). ¿Has amado siempre a Dios sobre todas las cosas? Sé honesto. Tú sabes que serás encontrado culpable en el Día del Juicio y por lo tanto acabarás en el Infierno. Pero Jesús demostró cuánto nos ama Dios, al morir en la cruz para recibir nuestro castigo y después resucitar de entre los muertos. Arrepiéntete hoy mismo, (confiesa y dale la espalda a tu pecado) y confía en Jesucristo. Lee la Biblia diariamente, y obedécela. Dios nunca te fallará.

Una vez que te atrevas a sacar el rompehielos de tu bolsillo y extendérselo a la persona tendrás un alto porcentaje de presentar el evangelio de principio a fin. De no ser así trata de dejarle el tratado y pídele a la persona que lo lea cuando tenga tiempo; dile, léelo cuando tengas un tiempo libre, tiene un mensaje de Dios para ti.

Los tratados rompehielos te ayudarán a hacer amistad con la persona, no te verán como un fanático religioso que esta tratando de hacer adeptos para su religión.  Haz sonreír a las personas y ríete tú también, que vean en ti algo diferente.  Trata de no ir de lleno a la presentación del evangelio, haz preguntas relacionadas con el rompehielos que uses; como: ¿Que vas ha hacer con tanto dinero?; ¡si te dan el cambio regálame algo!…, ¡no se lo des a tu abuelo no sea que se desmaye!…etc.

Jesús y los discípulos hacían puentes también antes de ir de lleno al mensaje.  (Juan 4:19-29).  Jesús usó muchas parábolas y después daba la enseñanza divina.  Haz tú lo mismo. Sigue los pasos del maestro.

Trata siempre de tener este tipo de rompehielos contigo y repartirlos en los restaurantes, tiendas, elevadores, gasolineras, en las líneas de supermercado, etc.

En la próxima lección te daremos otros dos rompehielos muy buenos. Mantente atento a nuestro boletín.  Recuerda lo que nuestro Señor Jesús nos dijo: Yo os envío como a ovejas en medio de lobos. Sed, pues, prudentes como serpientes y sencillos como palomas. (Mateo 10:16).  Y cuando se trata de predicar el evangelio, trata de encontrar varias maneras creativas por las cuales puedas hacer el puente hacia la presentación del evangelio, usando siempre la ley para traer convicción de pecado.