La vida y el diario de David Brainerd
La vida y el diario de David Brainerd
La vida y el diario de David Brainerd
  • Load image into Gallery viewer, La vida y el diario de David Brainerd
  • Load image into Gallery viewer, La vida y el diario de David Brainerd
  • Load image into Gallery viewer, La vida y el diario de David Brainerd

La vida y el diario de David Brainerd

Vendor
Ediciones Abba
Regular price
$74.000,00
Sale price
$74.000,00
Regular price
Sold out
Unit price
per 
Shipping calculated at checkout.

Biblioteca de Clásicos Cristianos Tomo 6

La Biblioteca de Clásicos Cristianos está compuesta por las obras clásicas que todo cristiano debería leer por lo menos una vez en la vida. Son pozos de sabiduría Bíblica que nos hablan desde los siglos.

Heraldo a los nativos americanos, muchos consideran al joven y apasionado David Brainerd como uno de los misioneros más importantes e influyentes de la historia del cristianismo. Esta influencia es debida a que este diario personal, editado y publicado por Jonathan Edwards, fue uno de los catalizadores del movimiento misionero moderno.

David Brainerd ha pasado a ser un pilar fundamental en la historia de la Iglesia, no por su osadía, su elocuencia, su eficacia como misionero, sus métodos evangelísticos, su salud física, su contextualización a su campo misionero, la longevidad de su carrera, ni incluso por sus frutos. De hecho, se podría afirmar que no sobresalió demasiado en ninguna de estas virtudes; no introdujo ninguna práctica revolucionaria a los métodos misioneros de su época, no llegó a aprender el idioma de los nativos americanos, a lo largo de su vida tuvo que batallar con depresiones muy profundas y con varios tipos de enfermedades, su carrera misionera acabó repentinamente tras menos de cuatro años en el campo, y aunque llegó a ver fruto, sus números no fueron muy distintos a los de sus compañeros o predecesores.

David Brainerd es el claro ejemplo de la verdad bíblica que Dios escogió lo necio, débil, vil y menospreciado de este mundo para avergonzar a los sabios y fuertes a fin de que nadie se jacte en su presencia (1 Corintios 1:26-29). Dios escogió a un David Brainerd que era huérfano, que fue expulsado de la prestigiosa universidad cristiana de Yale, sin estudios y extremadamente débil física y emocionalmente no solamente para llevarle el Evangelio a las tribus nativas americanas no alcanzadas, sino también para catalizar un movimiento misionero que acabaría cambiando el mundo. Uno de los mayores frutos de su vida fue un fruto que él no llegó a ver. Aunque sí que es verdad que decenas de almas nativas americanas hoy pueden estar celebrando a Dios en perfecto gozo gracias a la vida de Brainerd, otro fruto incalculable fue el impresionante legado que dejó en la tierra. Muchos consideran que Brainerd ha sido uno de los misioneros más importantes de la historia del cristianismo porque este diario fue uno de los catalizadores del movimiento misionero del siglo XIX. Se dice que Brainerd, sin saberlo, ha sido uno de los mayores movilizadores misioneros de la historia, ya que su vida inspiró a cientos de misioneros a dejarlo todo atrás con tal de extender el reino de Dios.

Henry Martyn (1781-1812), misionero en laIndia y en Persia, una de las figuras más influyentes en las misiones modernas, fue grandemente inspirado por Brainerd y su diario para entregar su vida para la extensión del Evangelio. Escribió: "Pensaba en David Brainerd y deseaba ardientemente su devoción por Dios. Siento que mi corazón está conectado a este querido hombre. Deseo ser como él. Que me olvide del mundo y sea envuelto por completo por el deseo de glorificar a Dios.".

William Carey (1761-1834), considerado el "padre de las misiones modernas" por su inestimable trabajo en la India, consideraba a Brainerd como uno de sus héroes en la fe. Fue tan influenciado por su vida y diario que una de las normas que puso a su grupo de compañeros misioneros fue que todos debían leerse este diario tres veces cada año.

Jonathan Edwards (1703-1758) consideró un tremendo privilegio el poder hospedar al joven misionero durante los últimos meses de su vida y poder disfrutar de su presencia. Dijo explícitamente que tenerlo en su casa fue un regalo de la Providencia de Dios, a pesar de que su hija seguramente murió por haber sido contagiada por Brainerd de tuberculosis. Dos años después de haber editado y publicado el diario de Brainerd, el mismo Edwards se fue de misionero a los nativos americanos, probablemente influenciado por su vida y su pasión.

John Wesley (1703-1791), uno de los predicadores y evangelistas más importantes de la historia del cristianismo dijo "Que todo predicador lea cuidadosamente La Vida de Brainerd. Seamos sus seguidores como él lo era de Cristo, en devoción absoluta, totalmente muertos al mundo, y en ferviente amor a Dios y los hombres."

Gideon Hawley (1727-1807), fue otro hombre inspirado por Brainerd y que tomó su relevo como misionero a los nativos americanos cuando este murió. Hablando de su propia lucha interna, tribulaciones, depresiones y sufrimientos dijo, "Tengo la necesidad, la gran necesidad, de algo que sea más que humano para sostenerme. Leo la Biblia y la Vida de Brainerd, los únicos dos libros que traje conmigo, y de ellos consigo algo de sostenimiento".

Hudson Taylor, Andrew Murray, Adoniram Judson, David Livingstone, Jim Elliot y miles de otros misioneros desconocidos han sido influenciados e impactados por "La Vida y el Diario de David Brainerd". A nivel personal, excluyendo la Biblia, no hay otro libro que me haya desafiado, impulsado, exhortado y animado tanto en la obra misionera y en mi peregrinaje individual como la vida y el diario de este bendito hombre.

Durante los últimos trescientos años, la Providencia Divina ha utilizado los tres años y medio del ministerio misionero de un joven débil e imperfecto para cambiar las vidas de miles de personas y enviar a creyentes comunes y corrientes a los confines de la tierra. Es mi oración que cada anotación del diario de este gran hombre de Dios sea de impacto para tu vida espiritual y que te puedas contagiar de la devoción de David Brainerd por Cristo y por su gloria.

El objetivo de la Biblioteca de Clásicos cristianos, editados por Abba, es recuperar y poner a disposición del pueblo hispano la sabiduría que Dios puso a nuestros antepasados en la fe. Muchos de ellos son editados por primera vez en español, y otros son recuperados y revisados completamente para una mejor comprensión en el siglo XXI.