Conversar y Evangelizar | David Geisler | CLC Editorial

Conversar y Evangelizar

Vendor
CLC Editorial
Regular price
$31.000,00
Sale price
$31.000,00
Regular price
Sold out
Unit price
per 
Shipping calculated at checkout.

"¡Sí! Esa fue mi reacción cuando leí este libro. Nos enseña a todos de forma admirable a tener puentes hacia los no creyentes de tal forma que no se sientan innecesariamente amenazados y realmente escuchen lo que tenemos que decir. En resumen, en este libro se encuentran instrucciones prácticas para presentar el evangelio sin titubeos o temor en el ´mercado´ actual de las ideas" Dr. Erwin Lutzer

"Recomiendo Conversar y Evangelizar a cualquiera que desee entender con mayor claridad la naturaleza del evangelismo personal. En particular disfruté la sección acerca de cómo hacer las preguntas correctas, escuchar el punto de vista que una persona tiene acerca del mundo, y luego dar respuestas para conectarla con la verdad de la Escritura". Skip Heitzig

Como seguidores de Jesucristo no solo afirmamos la maravillosa verdad de que hay una transformación sobrenatural en los creyentes, sino que debemos recordarnos a nosotros mismos que en defensa de la fe que creemos también estamos llamados a vivir conforme a la fe que defendemos. 1 Pedro 3:15 nos da una orden: “sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa [apología] con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”. Note que antes de estar calificados para dar una respuesta debemos cumplir un requisito. La soberanía de Cristo sobre la vida de Sus seguidores es el fundamento de todas las respuestas que damos.

Una vez que hemos equilibrado las palabras y las obras hay inmensas oportunidades a nuestro alrededor para hablar con personas honestas que nos cuestionan o que son evasivas. El punto de partida para el seguidor de Cristo es que sus creencias y su conducta sean consistentes. A partir de ahí la clave más importante del evangelismo es escuchar más allá de la pregunta de quién nos cuestiona. Responder solo el interrogante sin responder al cuestionador muestra una fe desequilibrada, que no se practica.