Romanos | Roy Davey Jenkins | Estandarte de la Verdad

Romanos

Proveedor
Estandarte de la Verdad
Precio habitual
$94.000,00
Precio de venta
$94.000,00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Cuando a mediados de los años cincuenta del siglo XX el gran predicador y maestro galés, Dr. Martyn Lloyd-Jones, inició su épica serie sobre la Epístola a los Romanos, pocos podían imaginar que catorce años más tarde aún seguiría con su exposición y que, finalmente, se jubilaría antes de acabarla y es que, por aquel entonces, se involucró en una enseñanza tan exhaustiva y de tal profundidad que quizá este resultado fuese casi inevitable. La profundidad y la facilidad de comunicación fueron dos características muy pronunciadas en la carrera ministerial de Lloyd-Jones que le permitieron, sin embargo, explicar esta epístola de una manera en que, por fin, todos pudieran entenderla en su totalidad. A través del más destacado maestro de la Biblia del siglo XX, como muchos lo consideran, el ministerio del Espíritu Santo cambió por completo la vida de las numerosas personas que solían asistir a sus reuniones del viernes por la noche en Londres. Su "lógica fervorosa" tocó una profundidad más interna, y los oyentes ya no volvieron a ser los mismos. Un Maestro aún mayor que el mismísimo Lloyd Jones dijo que la verdad nos haría verdaderamente libres. No es algo que suceda de forma automática, claro está, ni tampoco mágica. Lo que nuestro Señor quería decir era que entender con el corazón libera. En tiempos recientes, nadie impartió un concepto tan claro de esa verdad que rompe la esclavitud mejor que "el doctor", como se le conocía cariñosamente.

Años más tarde, puso esa serie de enseñanza de catorce años por escrito. El resultado fue una gran cantidad de páginas impresas recogidas en numerosos volúmenes muy aclamados, que tenían por objetivo bendecir a un sin fin más de personas de habla inglesa en todo el mundo. En cierto sentido, esto creó también un doble problema, ya que su serie sobre Romanos es de por sí una pequeña biblioteca y, por tanto, no está al alcance de la mayoría de los que se comunican principalmente en español. Roy Davey, un compatriota galés que se sintió abrumado por toda la enseñanza albergada en aquellas páginas, quiso que tan valioso material estuviera a disposición de un público más amplio, por lo que emprendió la tarea de sintetizar el contenido de los libros. He aquí el resultado: un volumen de fácil lectura, y sin restricciones, para el mundo hispano. Contiene joyas de la verdad que, cuando se captan, convierten a las personas en seguidores más ricos y adoradores más apasionados del Dios trino. Este es el tipo de creyentes que el Señor busca: los que habiendo visto realmente su majestad y su manera tan asombrosa de tratar con los hombres, salen y hacen prodigios en su nombre como consecuencia inevitable de aquello que han comprendido. El deseo del autor es, por tanto, que muchos conviertan este comentario en parte integral de su vida diaria, o, tal como él mismo lo expresa en su prólogo: “…como si fuera su pijama habitual y como parte de sus meditaciones matutinas”, para que las proezas que glorifican a Dios y que salen de lo más profundo de la adoración lleguen a ser la norma.