Los manuscritos del mar muerto | F.F. Bruce | Editorial Clie

Los manuscritos del Mar Muerto

Proveedor
Clie
Precio habitual
$43.000,00
Precio de venta
$43.000,00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

F.F. Bruce es conocido como uno de los expertos y eruditos en reseñar y clasificar los origenes del cristianismo. Dedicó parte de su labor a estudiar los manuscristos del mar muerto, a analizar su hallazgo y lo que éste significaba para los estudios bíblicos en general y el mundo del Nuevo Testamento en particular.

Bruce pasa revista y  relata el proceso del descubrimiento de los textos de Qumrán, dónde y cómo se encontraron, qué contienen, quién los escribió, cómo llegaron alli y qué significan en la actualidad.  

Desde que Bruce escribiera su obra ha pasado 50 años, periodo que es cubierto magistralmente por una de las máximas autridades modernas en la materia, el profesor Florentino García Martínez, quien enriquece este libro con un análisis de los cambios y perspectivas después de medio siglo de estudio qumranitas.

El descubrimiento de los primeros siete rollos de 'Manuscritos del Mar Muerto' o 'Rollos de Qumram' hecho por Jum'a y su primo Mohammed ed-Dhib, dos pastores beduinos de la tribu Ta'amireh, en una cueva a orillas del Mar Muerto en 1947, pusieron en marcha una revolución en la investigación del texto bíblico y en nuestra comprensión de los orígenes del cristianismo, que hoy en día, a comienzos del Siglo XXI, ningún teólogo serio se atreve a cuestionar. Este conjunto de manuscritos judíos, escritos en hebreo y arameo entre los años 150 a.C al 70 d.C., y descubiertos progresivamente a lo largo de los últimos cincuenta años en once cuevas, alcanza ya la cifra de 900. Incluyen los libros del “Tanaj” o A.T. excepto el libro de Ester; los llamados “Deuterocanónicos”; comentarios a cada uno de los libros del A.T.; las reglas, manuales y oraciones de la Comunidad; y otros textos diversos del período intertestamentario, como el “Libro de Enoc”, “El Testamento de los Doce Patriarcas”, “El Libro de los Jubileos”, etc. Los interrogantes que este descubrimiento plantea, en lo que hace referencia al A.T. como al N.T. son tan fascinantes como importantes:

Respecto al Antiguo Testamento: ¿Cómo encajan estos antiguos manuscritos bíblicos con los que ya conocíamos y en los que se basa el texto de nuestras versiones de la Biblia? ¿Nos permiten introducir correcciones a gran escala en los manuscritos masoréticos? ¿Por qué no se ha encontrado entre ellos el libro de Ester?
Respecto el Nuevo Testamento: ¿Hasta donde llegan los antecedentes teológicos y los paralelismos entre algunas enseñanzas de esos Manuscritos y las del Nuevo Testamento? ¿Hubo realmente una colaboración entre cristianos y esenios durante un período determinado y luego se separaron? ¿Estuvo Pablo con los esenios de Damasco cuando escribe “fui a la región de Arabia (o Desierto), de donde luego regresé a Damasco” (Ga. 1:17)?