Mujeres del Antiguo Testamento

45.000,00 $
No está disponible
SKU
1567

Un  “clásico” para mujeres de la pluma de uno de los más prestigiosos teólogos calvinistas en la Holanda del Siglo XIX: Abraham Kuyper (pulsar nombre de autor). Muy apreciado en el mundo evangélico.

Cubre la biografía completa de 50 mujeres del Antiguo Testamento. Analiza los pormenores de su vida y aclara muchos pasajes que a menudo resultan oscuros, cuando no incomprensibles, si no se contrastan debidamente con el contexto histórico de la época.

A diferencia de otros muchos libros similares, que no van más allá de simples “relatos”, limitándose a transcribir lo que dice el texto bíblico con unos pocos detalles añadidos, Kuyper toma postura y saca conclusiones. Entra de lleno en las cuestiones difíciles de cada caso y expone abiertamente sus propios criterios sacando aplicaciones prácticas. Y lo más sorprendente es que con frecuencia tales conclusiones no distan mucho de las que adoptaríamos en la época actual.

Por ejemplo, en el caso de mujer de Jeroboam (1 Reyes 14), afirma que: «las Escrituras nos enseñan con este episodio que las esposas no tienen obligación de obedecer a sus maridos si estos las inducen a cometer hechos y hacer cosas que son contra la ley y la voluntad de Dios».

Sobre Rebeca, señala que fue en parte responsable de la enemistad entre Edom e Israel, debido a su falta de imparcialidad en el cariño y trato a sus hijos mellizos, favoreciendo a Jacob por encima de Esaú, una enemistad que perduró hasta los tiempos de Jesús y Herodes (que era Edomita).

Al hablar de la reina de Sabá, Kuyper sugiere que:

“La Reina de Sabá era una joven inquieta y deseosa de nuevas experiencias, no muy diferente a buena parte de las muchachas de hoy en día, también ansiosas de saberlo todo y experimentarlo todo. Si muchas de nuestras adolescentes actuales, tan ansiosas de viajar y conocer mundo, hubieran vivido en época de Salomón, sin duda habrían viajado también a Jerusalén, al igual que ahora viajan a Londres, París, Viena o Berlín … Y se habrían extasiado y quedado boquiabiertas contemplando la majestuosidad exterior del edificio del Templo, lo mismo que hacen hoy con la Torre Eiffel, la puerta de Brandemburgo o la catedral de Westminster. Y ello está bien, pero: «no deberían olvidar las palabras de Jesús cuando dice: “La reina del Sur se levantará en el juicio con esta generación, y la condenará; porque ella vino de los confines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar” (Mateo 12:42). Y que Jesús les pide, además de admirar la belleza de las cosas por él creadas, atender su Palabra y rendirle su corazón …»

Se trata, por tanto, de un libro que trasciende a su tiempo, ya que la mayoría de sus conclusiones y aplicaciones prácticas tienen tanto valor y aplicación práctica hoy como en la época en que Kuyper las escribió.  Kuyper nunca defrauda a sus lectores.

Junto con su compañero “Mujeres del Nuevo Testamento” constituyen un material de lo más apropiado para grupos de estudio bíblico, especialmente grupos de mujeres.

Más Información
AutorAbraham Kuyper
EditorialClie
ISBN8472288412, 9788472288416
Páginas141
Dimensiones13 X 20 X 0.7 cms
Título en InglésWomen of the Old Testament
Acerca del Autor

Abraham Kuyper (1837-1920) nació en Maassluis (Holanda). Su padre era pastor de la Iglesia Reformada y en el hogar se respiraba la profunda piedad calvinista. Sin embargo en sus días de estudiante se inclinó por el liberalismo teológico. Estudió en la Universidad de Leiden (B.A., 1858; D.D., 1863). Y durante su primer pastorado en Beesd experimentó una conversión evangélica, estimulado por el ejemplo cristiano de sus fieles, lo que le llevó a renovar sus estudios teológicos en dirección conservadora. Se puso a la cabeza del movimiento neo-calvinista holandés.

Atraído por la teoría política anti-revolucionaria de Groen Van Prinsterer (v.), se introdujo en el mundo de la política. Fue el dirigente del Partido Anti-revolucionario después de la muerte de Prinsterer (1867). En 1874 ganó las elecciones al Parlamento holandés (1873) y fue Primer Ministro de 1901 a 1905.

En 1872 fundó un periódico diario, De Standaard, órgano de extraordinaria influencia para promocionar su causa política y religiosa. Escribió cientos de libros y artículos sobre temas tan diversos como el arte, la política, la literatura; filosofía, ciencias sociales, historia; en todos los cuales buscó desarrollar una visión global de la fe cristiana expuesta consecuentemente como un sistema de verdades correlacionadas. Se precisan años para construir creativamente a partir de su legado. El sistema de Kuyper obedece a la gran tradición cristiana que, apoya firmemente en la Escritura, corre a través de Agustín y Calvino, y abre nuevas y frescas perspectivas al pensamiento cristiano liberado de su doble reducción liberal y pietista.

En 1879 fundó la Universidad Libre de Amsterdam, en la que enseñó por un espacio de 20 años. Era “libre” en cuanto no estaba bajo el control del Estado, según su principio de que la “soberanía de las esferas” tiene el respaldo de Dios para ejercitar su autoridad independiente. Siete años después, en 1886, dirigió un éxodo masivo de 100.000 creyentes de la Iglesia estatal para formar la Iglesia Reformada Libre, que después se unió a un grupo disidente anterior, dando como resultado las Iglesias Reformadas de Holanda (Gereformeerde Kerken in Nederland).

Apoyado en la doctrina reformada de la gracia común —motivo central de su teología y pensamiento— desarrolló su teoría de acción social cristiana, por la que los cristianos no tenían que apartarse del mundo, sino entrar en él aportando las riquezas de pluriforme perspectiva cristiana. F. Schaeffer (v.) fue gradualmente influenciado por su pensamiento y contribuyó a popularizar algunas de las ideas centrales de Kuyper, aunque su visión de la “correlación de la verdad” está por explorar en el mundo evangélico. Toda su obra es de un alto calibre intelectual y académico, donde la filosofía sirve a la ve y la fe ilumina a aquella.

“Vedle como estudiante —escribe Samuel Vila (v.)—, pastor o predicador, teólogo o profesor de universidad, hombre de Estado, filósofo o científico; en cualquiera de estos aspectos le encontramos como un hombre de grandes principios, ferviente devoción y de un poder sobrehumano.”

Tabla Contenido
  • Eva, la madre de todos
  • Ada y Zila
  • Sara
  • Agar
  • Quetura
  • Rebeca
  • Débora, el alma
  • Lea
  • Raquel
  • Judit y Basemar
  • Dina
  • Tamar
  • Asenat
  • Sifra y Púa
  • Joquebed
  • La hija de Faraón
  • María 
  • Sípora
  • Rahab
  • Débora
  • Jael
  • la hija de Jefté
  • La esposa de Manoa
  • Dalila
  • Noemí
  • Orfa
  • Rut
  • Ana
  • La madre de Icabod
  • Abigail
  • Mical
  • Betsabé
  • La mujer de Tecoa
  • La adivina de Endor
  • La campesina de Bahurim
  • La verdadera madre
  • Rizpa
  • La esposa de Job
  • La reina de Saba
  • La mujer de Jeroboam
  • La viuda de Sarepta
  • Jezabel
  • La sunamita
  • La sirvienta judía de Naamán
  • Atalia
  • Josabat
  • Hulda
  • Noadías
  • Vasti
  • Ester
CubiertaRústica
Año1934, Edición en español 2008
Escribir Su propia reseña
Estás revisando:Mujeres del Antiguo Testamento
Copyright © 2011-presente Librería Reformada Palabra Inspirada. Todos los derechos reservados.