SKU
00341
Disponibilidad: Disponible
Sólo queda 1

El pecado: las cosas no son como deberían ser

¿Cómo debe enseñarse la doctrina del pecado en ambientes donde el orgullo ya no es causa de espanto o en son de incluso se lo alaba y cultiva? ¿Cómo enseñar acerca del pecado allí donde la detallada y amenazante lista de virtudes y vicios del apóstol Pablo propone, se ha reducido a causa de la tolerancia y la intolerancia respectivamente? ¿Qué puede decir la iglesia cristiana acerca del pecado cuando ella misma ha contribuido tanto a las tendencias mencionadas, incluyendo la tendencia a democratizar a Dios?

En este libro intentó recuperar una antigua convicción que ha ido desmoronándose y cambiando en décadas recientes. La conciencia del pecado solía acompañarnos como una sombra. Los cristianos odiaban el pecado, lo temían, huían de él, se afligían por él. 

A pesar de todo, toda la gente sabía bien de qué hablaban estos predicadores. Hablaban del pecado. En los grupos confesionales de hoy no resulta fácil saber si la gente entiende de qué se habla. El moderno lenguaje de la iglesia endulza las cosas: "Confesamos que tenemos un problema con la dinámica humana de la rectificación de las relaciones, y sobre todo con la forma tan débil en que formamos una red de contactos." O se dice: "Me gustaría decir que necesitamos tomar la santidad como un área de crecimiento." Pero cuando se trata de hablar del pecado, hoy en día las personas balbucean. 

. . . la palabra pecado aparece más que nada en la carta de los postres de los restaurantes. Lo que es pecaminoso es una porción de "torta selva negra" o un "pastel de chocolate con crema y helado," pero mentir ya no es un pecado. La nueva medida del pecado es calórica.

Por esta razón, lo que escribo lo escribo teniendo en cuenta a los que no son teólogos, y no sólo a los que son cristianos. Recordemos que aquellos que siguen otras religiones también pecan. Los secularistas pecan. Por cierto, los secularistas no piensan que su maldad sea una afrenta al Dios vivo y es improbable que la llamen pecado, pero incluso ellos -- como todo el mundo -- advierten, resienten, y aumentan la injusticia, los deleitos, la envidia, la maldad y otras vilezas. Mucho de lo que diré resultará, por tanto, totalmente comprensible para ellos, incluso si no aceptan su contexto y supuestos.

Más Información
Autor Cornelius Plantinga Jr.
Editorial Libros Desafío
ISBN 1558831215, 9781558831216
Páginas 212
Dimensiones 15.3 X 23 X 1 cms
Título en Inglés Sin - Things Are Not Right
Acerca del Autor

Cornelius Platinga Jr. es pastor ordenado en la Iglesia Cristiana Reformada y ha servido en ciudades como Webster, NY y Cliffwood, NJ. Ha sido catedrático en Princeton Theological Seminary (1976-78), Fuller Theological Seminary (1985-87) y Regent College (1997). Ha sido decano de la capilla del Calvin College (1996-2002). Ha ocupado la cátedra de teología sistemática en el Calvin Theological Seminary y ha sido su presidente (20003-2011). 

Contenido
  • Introducción
  • 1. Profanación del shalom
  • 2. Higiene espiritual y corrupción
  • 3. Perversión, contaminación y desintegración
  • 4. El avance de la corrupción
  • 5. Parásito
  • 6. Farsa
  • 7. Pecado e insensatez
  • 8. La tragedia de la adicción
  • 9. Ataque
  • 10. Huida
  • Epílogo
Tipo de Cubierta Tapa Rústica
Año 1995, Edición en español 2011
Escribir Su propia reseña
Estás revisando:El pecado: las cosas no son como deberían ser
Su valoración

REGALA UN LIBRO

libros que edifican el alma

Encuentra una gran variedad de libros.

LAS MEJORES OFERTAS

Libros con los mejores precios

Servimos al pueblo de Dios tratando de ofrecer la literatura al mejor precio posible.

Envíos a todo Colombia

tus libros en la puerta de tu casa

Nada mejor que recibir tus libros sin salir de casa o trabajo.