Diccionario Manual Teológico | Alfonso Ropero| Editorial Clie

Diccionario Manual Teológico

Proveedor
Clie
Precio habitual
$87.000,00
Precio de venta
$87.000,00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Su autor, el conocido y apreciado historiador y teólogo cristiano Dr. Justo L. González, afirma haber estado escribiéndolo mentalmente por más de medio siglo, cada vez que, en su constante ejercicio de la lectura, encontraba en los libros que leía muchos términos desconocidos, y otros conocidísimos, pero que en el contexto en que se encontraban tenían un sentido diferente. Sus consultas en diccionarios generales, diccionarios bíblicos, e incluso en diccionarios teológicos, resultaban casi siempre infructuosas o poco esclarecedores. Los primeros por su laconismo y escuetas definiciones en palabras y conceptos de carácter y sentido técnico; los segundos porque tales términos no figuran al no tratarse de vocablos que formen parte del texto bíblico; y en los terceros porque sus explicaciones, aunque amplias, quedaban incompletas y anticuadas. Tanto la lengua como la teología son realidades vivientes, y por ello, cambian constantemente. Surgen nuevos temas o nuevas condiciones, y se requieren entonces nuevas palabras, o palabras viejas con nuevos significados. De ahí que los diccionarios deban ser objeto de una actualización casi constante. «Los manuales y diccionarios que yo mismo empleé al empezar mis estudios -afirma Justo L. González- ya hoy no me sirven para entender nuevos términos y conceptos.» 

Las trescientas páginas que forman el presente DICCIONARIO TEOLOGICO MANUAL son el resultado impreso de esta larga recopilación y constante actualización mental de palabras y conceptos teológicos, llevada a cabo por el autor. Y que además de ordenadas alfabéticamente, como corresponde a un diccionario, presenta con un planteamiento distinto, según cada caso:

Algunas son palabras de uso exclusivo o casi exclusivo de la teología, como “nestorianismo” y “arrianismo”. En tales casos, el término se explica lo suficiente como para que el lector pueda entender, no sólo su significado, sino también algo de su historia y de su importancia.

Otras son palabras que se emplean en teología con sentidos diferentes a los del uso común. Ejemplos de ello serían “reformado” o “creacionismo”. En esos casos, se busca aclarar el sentido (o sentidos) netamente teológico.

Una tercera clase de artículos se refiere a palabras de importancia secundaria en la teología, pero que el estudiante puede encontrar en sus lecturas. Palabras tales como “teopasquismo” e “hilomorfismo”. Se han incluido con el propósito de que este «Diccionario Manual» pueda servir también a estudiosos un poco más avanzados en el quehacer teológico.

Por último, se han incluído también aquellas palabras que a pesar de ser de uso común, y por tanto, bien conocidas por todos,  como “Dios” o el propio término “Teología”, son de importancia primaria en las labores teológicas. Por ello, y pensando en el usuario no iniciado en la materia, de ellas se ofrece, más que una definición, un breve resumen del debate respecto a las mismas, así como de su importancia y su historia.

Todo ello se complementa y refuerza mediante un trabajado sistema de referencias cruzadas entre los diferentes artículos, indicadas con una flecha: ==>. Tras la flecha, sigue el título de otro artículo en el diccionario que pueda ampliar o ayudar a aclarar lo que se discute. Aunque conviene advertir al usuario que debido a que se trata de un diccionario de términos y conceptos teológicos, es decir, que no trata principalmente sobre personajes sino sobre sus ideas, no siempre el título del artículo referenciado es exactamente igual a la palabra que sigue tras la flecha, sino de la misma raíz. Así, al buscar la referencia a “==>Hegel”, el lector encontrará “hegelianismo”.

Estamos, pues, ante una obra muy bien elaborada, actualizada, contextualizada y trabajada a conciencia. Más que suficiente, no solo para solventar cualquier duda del lector ocasional de literatura cristiana, sino incluso para suplir las necesidades académicas del estudiante o profesor de teología.